i

Compre un dominio y aloje su negocio online gratis durante 3 meses. **

Solicite la oferta
.com
$ 5.99 $ 26.99 /1er año
.one
$ 1.99 $ 16.99 /1er año

Iniciar sesión

Panel de Control Webmail Editor web Tienda online File Manager WordPress

¿Qué es A/B testing?

Crea tu propio test A/B en solo 8 pasos

Cuando pones en práctica una idea de marketing, como una página de aterrizaje, es tentador guiarse por el instinto, pero lo que funciona para una persona no sirve para otra. Por eso es aconsejable crear 2 versiones de tu idea y compararlas entre sí. ¿Cómo se hace? Con una prueba o test A/B. En este artículo, leerás todo sobre las pruebas A/B y cómo crear una tú mismo en tan solo 8 pasos.

vector

En breve

Glossary

A/B testing es un método para presentar aleatoriamente 2 o más versiones de algo a un público objetivo. Por ejemplo, una página de aterrizaje, una newsletter o un diseño. Con esta prueba, descubres qué versión cumple mejor tus objetivos de negocio.

Significado de A/B testing

El A/B testing es un método en el que presentas aleatoriamente 2 versiones, la versión A y la versión B, a tu público objetivo, para ver cuál de las 2 obtiene mejores resultados. Puede ser una página de aterrizaje, una newsletter o un diseño, entre otros. Con un test A/B averiguas qué versión cumple mejor tus objetivos de negocio y puedes elegir la mejor opción.

Estos términos también se conocen como test A/B:

  • Split test
  • Bucket test
  • Split-run test

Información útil: Un test multivariante es un test compuesto por varios tests A/B a la vez.

Crea tu sitio web en un hosting ultrarrápido

Haz que tu sueño sea un éxito. Aloja tu sitio en servidores rápidos, seguros y fiables.

Empieza
  • Servidores SSD de alto rendimiento
  • Panel de control fácil de usar
  • Creador de páginas web gratuito
  • Certificado SSL gratuito
  • Copia de seguridad diaria
  • Soporte 24/7

¿Cómo funciona un test A/B?

En un test A/B se crean 2 versiones diferentes, desde una página web completa hasta un botón de llamada a la acción (CTA). La versión A (control) se muestra aleatoriamente a la mitad de las visitas del sitio web, y la versión B (variación) a la otra mitad de las visitas.

Con el tiempo tendrás datos de ambas versiones y podrás compararlos para ver qué versión funciona mejor. Por ejemplo, si has recopilado el número de clics, compras o registros, puedes poner en marcha la versión que cumpla mejor tus objetivos.

Ejemplo de A/B testing

Veamos un ejemplo para explicar mejor cómo funciona un test A/B. Imagina que vendes accesorios para perros y tienes una página sobre comederos. Esta página no convierte mucho y tiene un botón CTA azul con el texto “Comprar ahora”. Te gustaría saber si el botón CTA influye en la baja tasa de conversión de la página. En este caso, puedes configurar un test A/B para probar 2 colores diferentes, otra para el texto, e incluso la ubicación del botón. Puedes comparar los resultados de “Comprar ahora” con los de “Pedir”, por ejemplo.

¿Por qué hacer A/B testing?

El A/B testing te ayuda a comprobar si tus estrategias funcionan o si el público objetivo prefiere una versión diferente, pero hay más razones por las que deberías empezar a hacer A/B testing:

  1. Una mejor experiencia de usuario

La experiencia de usuario de tu sitio web afecta a tus objetivos. Si tus visitas no encuentran lo que buscan, se irán de tu sitio. Con un test A/B, descubres lo que funciona mejor y haces que tu web sea más fácil de usar.

  1. Más tráfico

Si pruebas diferentes títulos de página, verás qué título te lleva más visitas. Esto te puede ayudar a conseguir más tráfico para tu web.

  1. Más conversiones

Un botón CTA influye mucho en si tu página convierte o no. Por tanto, prueba diferentes colores, lugares y textos para saber qué botón convierte mejor.

  1. Menos carritos abandonados

Los carritos abandonados pueden ser un indicio de que el proceso de compra no funciona como debería. Prueba diferentes fotos de producto, descripciones, páginas de pago o incluso la ubicación de los gastos de envío.

  1. Menor tasa de rebote

Con un test A/B puedes saber por qué tus visitas se van de tu web enseguida (rebote). Puede que el texto sea difícil de entender, que el diseño no sea atractivo, o que los colores no sean los adecuados para tu público objetivo.

  1. Datos útiles

Con un test A/B recopilas datos que te permiten confirmar por qué algo funciona o no. Así no tienes que tomar decisiones basadas en conjeturas o en tu instinto, que quizá no sean tan eficaces.

¿Qué se puede testear con un test A/B?

Puedes probar muchas cosas con las pruebas A/B. En la introducción, ya te comentamos que puedes comparar 2 páginas de aterrizaje, pero hay más:

  • El asunto de un correo electrónico
  • El título de un artículo de blog
  • Un botón CTA
  • Colores y fuentes
  • Fotos de producto
  • Textos
  • La navegación, como un menú de navegación
  • Formularios de contacto o registro
  • El proceso de pago de tu tienda online
  • Anuncios de Facebook o Instagram

¿Cuántas visitas necesitas para realizar un test A/B?

No se puede saber con exactitud cuántas visitas necesitas para realizar un test A/B. Factores como el resultado deseado y la tasa de conversión de la versión original afectan al número de visitas que necesitas, pero en general, cuantas más visitas tengas, más fiables serán los resultados.

Consejo: Con la calculadora del tamaño de la muestra del test A/B de Optimizely, puedes calcular el número de visitas que necesitas para realizar un test A/B fiable.

Herramientas para realizar A/B testing

Existen varias herramientas que puedes utilizar para configurar un test A/B:

Consejo: Si utilizas WordPress, puedes realizar un test A/B con un plugin de WordPress, como Nelio AB Testing y Split Hero.

¿Cómo hacer A/B testing?

Para averiguar qué funciona bien y qué no, conviene realizar un test A/B. A continuación encontrarás una guía que te ayudará a crear tu test A/B en 8 pasos.

1. Recopila datos

En primer lugar, necesitas saber cómo funciona tu sitio web ahora. Con una herramienta de análisis como Google Analytics, puedes saber qué páginas necesitas optimizar. Puedes empezar con una página que tenga una alta tasa de rebote, una tasa de conversión baja, o con la que los usuarios abandonan el carrito de la compra.

2. Define el objetivo

A continuación, define el objetivo del test A/B. Puede ser aumentar tu tasa de conversión, el número de clics o de registros. Además, recuerda establecer una hipótesis que indique lo que esperas del resultado.

3. Elige lo que quieres testear

Elige lo que quieres testear. ¿Una página entera? ¿Un botón CTA? ¿O quizás el lugar donde está situado un formulario? Procura probar un elemento a la vez, como un color o un texto. Si pruebas ambos, seguirás sin saber si es el color o el texto el que tiene los mejores resultados.

4. Crea 2 variantes

Como siguiente paso, crea 2 variantes basadas en tu hipótesis. No cambies nada de la versión A, la versión original. De lo contrario, no sabrás si la versión actual funciona mejor que la versión de prueba, la versión B.

5. Determina la significación estadística

Considera la significación estadística, que mide si un resultado es significativo o si se debe al azar. Si los resultados de la prueba son estadísticamente significativos, puedes considerar los resultados como verdaderos y no como fruto del azar.

6. Divide el tráfico web

Utiliza una herramienta de pruebas A/B para dividir el tráfico en 2 grupos aleatorios. Asegúrate de que cada versión recibe visitas similares para que los datos finales sean correctos.

Elige el público objetivo

Elige también el público objetivo que vas a testear. ¿Todo el tráfico web? ¿Solo los nuevos usuarios? ¿Las visitas de una región concreta? Crea un segmento únicamente si recibes suficiente tráfico web.

7. ¡Empieza el test!

Es hora de empezar el test A/B. Comprueba que el test funciona correctamente para recopilar datos, o si eso lo hace la herramienta de A/B testing por ti.

Consejo: Ten en cuenta los días festivos y las vacaciones. Ambos pueden afectar a los resultados del test.

8. Monitorea el test

Una vez ejecutado el test, es esencial monitorizarlo con frecuencia, ya que puede que la versión de prueba B funcione mucho peor que la versión original A. Dado que la mitad del tráfico se dirige a la versión B, esto podría afectar a tus objetivos de negocio.

Consejo: Ten en cuenta los días festivos y las vacaciones. Ambos pueden afectar a los resultados del test.

Aplica los resultados del test A/B

Una vez finalizado el test A/B, ve a tu herramienta de A/B testing y comprueba el resultado del test. La herramienta te proporcionará información sobre el rendimiento de ambas versiones y las diferencias. Si la versión B funciona mejor que la A, puedes implementar la versión B en tu sitio web. Si los resultados son al revés, deja la versión A como está.

Ten en cuenta el SEO

Un test A/B puede afectar al SEO de tu web, por lo que Google ofrece algunos consejos:

  • No hagas cloaking

Con el cloaking, muestras a tus visitas un contenido diferente al del motor de búsqueda. Y esto va contra las normas. Así que no utilices un test A/B para engañar a los motores de búsqueda. De lo contrario, podrían eliminarte del Índice de Google.

  • Utiliza rel=”canonical”

Establece rel=”canonical” en la versión B que enlaza con la versión original A. Esto evita que el motor de búsqueda se confunda con las múltiples versiones de una misma página.

  • Configura una redirección 302

Utiliza una redirección 302 temporal en lugar de una redirección 301 permanente en la versión B, para que el motor de búsqueda sepa que la redirección es temporal y la URL de la página original permanezca indexada.

Recomendaciones para realizar un test A/B

Para asegurarte de que realizas tu test A/B de la mejor manera posible, aquí tienes algunas recomendaciones para las pruebas A/B:

  1. Prueba solo 1 elemento a la vez. De lo contrario, no sabrás qué elemento ha tenido mayor impacto.
  2. Prueba ambas versiones al mismo tiempo. Puede que se obtengan resultados muy diferentes un mes después.
  3. Ejecuta el test A/B el tiempo suficiente. Esto te ayudará a recopilar datos fiables.
  4. Pide la opinión de tus visitas. Esto te dará más información sobre lo que les gusta y lo que no.
  5. Programa el siguiente test A/B. Todo se puede mejorar.
  6. Ten en cuenta los factores externos que puedan influir en el test. Considera las tendencias, las noticias, los días festivos y los periodos de vacaciones.
  7. Asegúrate de tener suficiente tráfico. Poco tráfico puede arrojar datos erróneos.

Resumen

Este artículo trata sobre qué es A/B testing. Entre otras cosas, has aprendido cómo funciona un test A/B, por qué es conveniente hacer un test A/B y todo lo que puedes testear. También te hemos presentado un plan práctico, paso a paso, que puedes usar para realizar tú mismo un test A/B. Por último, es importante que tengas en cuenta que las pruebas A/B no deben afectar al SEO de tu sitio web. Esperamos que este artículo te haya ayudado. ¡Suerte!

Crea tu tienda online

Empieza tu negocio de comercio electrónico de forma rápida y fácil y vende tus productos o servicios online.

Empieza
  • Fácil gestión de productos y ventas
  • Métodos de pago seguros
  • Online en unos pocos pasos
  • Certificado SSL gratuito
  • Fácil de usar en el móvil
  • Soporte 24/7